Bodega BordeRío: Día de campo en familia en Victoria

Una nueva recomendación imperdible para pasar el día rodeados de naturaleza, aire libre y buena gastronomía en las afueras de Victoria, Entre Ríos.

La bodega BordeRío está ubicada a 15km de la ciudad de Victoria, sobre la ruta 11 (km 134) en un paisaje de ensueño. Rodeada de lomadas, vegetación autóctona y el río Paraná de fondo, les aseguro que es un paisaje que poco tiene que envidiarle a la Toscana italiana.

La visita a la bodega es un plan ideal para hacer en familia, con niños de todas las edades, porque el entorno natural invita a la exploración, el juego y el descubrimiento. ¡Perder la noción del tiempo y bajar mil cambios en un minuto está absolutamente garantizado!

El lugar se puede visitar de dos maneras:

Realizando una visita guiada con degustación de vinos. La visita dura 45 minutos y es súper interesante. El recorrido comienza en el Museo donde hay máquinas antiguas que te llevan a la historia de la producción vitivinícola de la región entrerriana. Hay piezas súper originales y a Carme le fascinó aprender sobre cómo era el proceso de elaboración del vino en la época de nuestros abuelos.

También te cuentan la historia de la bodega BordeRío y cómo una familia de Rosario ha apostado a resurgir la producción de vinos en la región de Entre Ríos después de décadas de prohibición. ¡Y la degustación al lado de los tanques de producción actuales es un lujo!

Almorzando en el restaurant. Esta opción es ideal para familias con niños porque las mesas se ubican en una galería, con mucho espacio, y, si el día lo permite, hasta se pueden poner al sol y queda mucho lugar para que los chicos corran. El menú va desde platos elaborados como bondiola, hasta platos sencillos y deliciosos como empanadas de carne o verduras, picadas, pizzas, milanesas, además de las opciones vegan y sin tacc. Les aseguro que disfrutar de una copa de vino con empanadas mirando el viñedo, las lomadas y el Paraná de fondo es un momento único.

Con cualquiera de estas dos opciones pueden pasar el día disfrutando de todo el complejo y hay muchas cosas divertidas para hacer en familia:

Caminata hasta la Laguna de los patos. Es un recorrido de 500 metros atravesando viñedos y un monte de flora autóctona para llegar a una laguna hermosa donde viven patos y gansos. Si almuerzan en el restaurant, no olviden llevarse unos pedacitos de pan para darles de comer. En la laguna hay peces, unas carpas enormes de color naranja que son súper atractivas.

En el camino no hay sombra, pero al lado de la laguna hay un montecito de árboles autóctonos, un banco y un molino. Es ideal para pasar la tarde por ahí explorando, descansando y sintiendo el sonido de la naturaleza.

Algo que nos encantó fue que nos invitaron a participar de la vida de la bodega. Hay una huerta orgánica donde todos los días se recolectan ingredientes para preparar las comidas. A Carme le dieron una canasta y ayudó a la cocinera a juntar tomatitos. También había un ternerito prematuro y lo alimentamos con una mamadera y estuvimos al lado de él un rato largo.

Pasar un día acá es entregarse al ritmo tranquilo, las caminatas, la exploración y el disfrute de una de las regiones más maravillosas del país y a 1 hora de Rosario. ¡Agenden ya este plan ideal para cualquier época del año!

Consejo importate: reservar con anticipación tanto para las visitas guiadas como para almorzar en el restaurant a través de la web de BordeRío o de instagram (la bodega abre de lunes a lunes de 9 a 19hs). Siempre sigan las cuentas oficiales de turismo de Entre Ríos para conocer los requisitos para ingresar a la provincia (el certificado verano es súper sencillo de sacar por la web). Chequeen siempre las redes sociales de BordeRío ¡porque hay eventos y espectáculos nocturno bellísimos! Ver el atardecer desde la bodega es una maravilla y siempre lo acompañan con buena música y gastronomía deliciosa.

(Visited 2.500 times, 1 visits today)